BLOG

IMG_20170804_114330

Viernes 4 de agosto de 2017

Lo que tienes que evitar (y lo que tienes que comer) en el buffet de desayuno de tu hotel para conseguir un plato saludable

¡Ah, los buffets de desayuno de los hoteles de vacaciones! Quizás sean la mejor parte de las vacaciones de verano para muchos de los que optan por un résort para pasar sus días de descanso. Y es que la mayoría de nosotros pasamos de desayunar prácticamente a diario un café con leche rapidito a tener a nuestro alcance toda clase de alimentos y productos durante unos días al año. Y la tentación de coger de todo lo que no solemos comer en nuestro día a día es grande, no vamos a mentir.

Comenzar el día con un buen desayuno, sobre todo si disponemos de tiempo para disfrutarlo, es un gustazo que generalmente solo podemos permitirnos en vacaciones. Pero si además quieres que ese desayuno siga formando parte de una alimentación saludable, te contamos qué es lo que tienes que poner en tu plato y qué es lo que es mejor dejar en la bandeja del buffet.

Lo que tienes que evitar para conseguir un desayuno buffet saludable

Los embutidos como el salchichón, la pechuga de pollo o el choped

buffet-desayuno-hotel-saludable

Los embutidos en general no dejan de ser alimentos ultraprocesados con escaso valor nutritivo. Solo nos hace falta echar un vistazo a su etiqueta en cualquier supermercado para comprobar que generalmente suelen tener bastantes harinas en su composición, además de azúcar en algunos casos como el de la pechuga de pollo o de pavo. Mejor evitarlos y comer a medio día o en la cena alguna carne de buena calidad.

En muchos de estos hoteles, sobre todo si estamos en una zona de veraneo donde hay muchos extranjeros, es costumbre tener una plancha para hacer en el momento las salchichas o las tiras de bacon. Las salchichas evidentemente son un producto ultraprocesado y poco recomendable (no suele ser carne de buena calidad). En cuanto al bacon, también es una carne procesada y rica en grasas: considera si su consumo va a ser esporádico y toma una decisión basándote en ello.

Bollería industrial como croissants, galletas o donuts

Ojo con la bollería “casera”: sigue siendo repostería y conteniendo azúcares, harinas refinadas y grasas poco interesantes

Da igual al país o a la región a la que vayas, en todos los buffets de desayuno de los hoteles puedes encontrar una amplia variedad de bollería industrial en forma de mini-croissants rellenos de chocolate, ensaimadas con azúcar glass o donuts con coberturas coloridas. Todo esto son harinas refinadas, grasas de baja calidad y azúcar, cosas poco recomendables para el desayuno o para otra comida.

Cuidado con el reclamo de “bollería casera” o “galletas caseras”: cuando leemos un reclamo similar tendemos a pensar que se ha elaborado con ingredientes “naturales” y que puede no ser tan nocivo como sus hermanos industriales. Sin embargo, sigue siendo bollería con harinas, grasas y azúcares, y sigue siendo una mala opción a cualquier hora del día.

Cereales azucarados para mezclar con leche o yogur

buffet-desayuno-hotel-saludable

El paraíso de los cereales no está en los bares especializados que comienzan a aparecer en nuestras ciudades, sino en los buffets de desayuno de los hoteles. Como mínimo siempre encontraremos al menos cinco o seis variedades de cereales, la mayoría de ellos azucarados, con los que llenar un bol antes de volver a la mesa.

¿Cuál es la mejor opción si queremos desayunar cereales? Prueba con los Corn-Flakes tradicionales (los de la caja del gallo) o el müesli crujiente mezclados con leche o con yogur natural (sin azucarar). Si hay avena o una opción similar, guarda bien la dirección del hotel para repetir en un futuro.

La casi infinita variedad de zumos (y refrescos)

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones de que la fruta es siempre mejor consumirla a mordiscos que en forma de zumo. Al exprimirla perdemos toda su fibra y reducimos notablemente su capacidad saciante (si no te comerías cuatro naranjas a mordiscos, ¿por qué te las tomas en zumo?).

La fruta siempre es mejor a mordiscos, ¡siempre!

Eso suponiendo que los zumos sean naturales, porque en muchos hoteles no es así: en muchas ocasiones los zumos son concentrados a base de polvos (con mucho azúcar) que se hidratan con agua. Mejor hidratarnos con agua y con una infusión o café. Los refrescos ya sabemos que no son una buena opción a ninguna hora del día.

Lo que puedes poner en tu plato para conseguir un desayuno buffet saludable

Llena tu plato de fruta fresca

buffet-desayuno-hotel-saludable

Una de las cosas geniales que tienen los buffets de desayuno de los hoteles es que ponen a disposición de los huéspedes una enorme variedad de fruta fresca ya preparada para comer: no tienes que preocuparte de cortar la sandía, de pelar la manzana o de trocear los kiwis porque ya lo tienes todo preparado y al alcance de la mano. ¡El paraíso del desayuno! Un bol lleno de fruta fresca es una idea inmejorable para comenzar el día.

Cuidado con la pseudo-macedonia de brillantes colores que suele haber también en muchos hoteles: esa mezcla de piña, manzana y “guindas” cortadas en pequeños trozos y puestas en almíbar en un bol gigante. Es fruta, pero fruta bañada en agua con azúcar. Si podemos optar por fruta fresca, siempre será la mejor opción.

Quesos frescos y queso batido

También es tradicional en muchos buffets que se oferte una amplia variedad de quesos que podemos combinar con las frutas frescas de las que hemos hablado anteriormente. Los quesos curados son los que suelen aportar una mayor cantidad de grasas y de calorías, pero puedes optar por quesos frescos para incluir en el desayuno.

El queso fresco batido es una buena opción para mezclar con fruta fresca y frutos secos

Cada vez en más ocasiones, cerca de los yogures podemos encontrar también queso fresco batido: es una opción excelente para combinar, por ejemplo, con un puñado de frutos secos y trozos de fruta fresca. Hazte con un bol bien grande y arma tu propio desayuno saludable incluyendo estos ingredientes.

Échale huevos al desayuno

buffet-desayuno-hotel-saludable

Otra de las razones por las que merece la pena desayunar en el buffet de muchos hoteles es la de que tienen a un cocinero expresamente solo para preparar tortillas y huevos revueltos durante el desayuno. Seguro que muchos de vosotros no coméis una tortilla en el desayuno por el lío que supone ponerse a hacerla en la cocina a primera hora de la mañana: aprovecha si en tu buffet hay una barra de este tipo para desayunar unos huevos bien a gusto.

También suele haber huevos cocidos en algunos hoteles: son otra buena opción para el desayuno, sobre todo si podemos acompañarlos de un pan integral de buena calidad (en los buffets suele haber varios tipos de panes distintos: busca bien por si puedes encontrar alguno que no sea industrial).

Ensaladas y verduras

Si en el hotel la mayoría de los huéspedes son extranjeros seguramente habrá un lugar en el buffet donde encontraremos una zona de ensaladas o por lo menos de verduras. Las verduras son ideales para acompañar nuestros huevos cocidos, revueltos o nuestra tortilla, y podemos tomarlas a cualquier hora del día: no tenemos por qué limitar su consumo a la comida del medio día o a la cena.

Las verduras también tienen cabida en el desayuno, y nos aportan vitaminas y sabor

También en muchos casos podemos encontrar tomate triturado (y generalmente casero) recién hecho y preparado para extender sobre las tostadas y combinar con aceite de oliva y unas lonchas de jamón. Como hemos dicho antes, busca un pan integral que sea de buena calidad y opta por el jamón serrano (también es una carne procesada, pero el consumo esporádico no tiene por qué preocuparnos).

Y vosotros, ¿qué desayunáis en los buffets de los hoteles cuando estáis de vacaciones?

En Santiago Mas10 Extreme Gym es pionero en el modelo de gimnasio boutique en electroestimulación muscular en La Dehesa de la mano de Visionbody Chile.

Nos preocupamos de tu salud integral!

Imágenes | istock
Fuente | Vitónica